fbpx

RELACIONES DE PAREJA, LAS DINÁMICAS QUE SABOTEAN EL AMOR Y LA INTIMIDAD

A estas alturas de tu vida ya te has dado cuenta de que aquello que más te perturba son las dinámicas que se crean en las relaciones, ya sea en la relación con tus padres, con tus hijos, con tu pareja, con tus amigos o con figuras de autoridad.

Hoy quisiera centrarme específicamente en las relaciones de pareja y en las distintas dinámicas que se establecen y que, aunque socialmente aceptables, sabes que están saboteando ese anhelo profundo que sientes por sentirte amado/a y aceptado/a, es decir, aquellas dinámicas que están saboteando el amor y la intimidad en tu vida.

A ver con cuál de estas te identificas más:

– Tienes miedo a perder tu libertad cuando estás en pareja.

– Tienes tanto miedo a estar solo/a que te sientes incapaz de dejar una relación que te hace sufrir.

– Te abandonas a ti mismo/a para complacer al otro.

– Tienes tendencia a tratar de cambiar a tu pareja.

– Tienes miedo de acercarte e intimar con personas que te atraen.

– Los celos acaban socavando y dañando tus relaciones de pareja.

– Cambias de pareja constantemente.

– Tienes tendencia a establecer relaciones con personas que “no están disponibles”.

– Con tus relaciones intentas huir de la soledad, llenar un vacío o tapar una carencia.

– Dejas tu vida de lado para colmar las expectativas de tu pareja en detrimento de tus necesidades.

Es probable que en tu más tierna infancia hayas recibido condicionamientos negativos que están afectando al modo de relacionarte en tu vida adulta, sin embargo, estas vivencias yacen en el inconsciente, de modo que vives bajo el autoengaño y la falsa imagen de que has tenido una “buena infancia”. Así, vives inconsciente en una coraza de protección emocional, en un lugar seguro que construiste de pequeños/as donde te sientes protegido y a salvo. Pero sabes que algo va mal.

Vives corriendo hacia afuera haciéndote adicto al trabajo, al sexo, a las tecnologías, al estar siempre enfadado o al evitar responsabilidades creyendo que esto te va a salvar del dolor que sientes en tu interior, pero honestamente, no te está funcionando.
El ataque a tu vulnerabilidad cuando eras pequeño fue tan fuerte y prematuro, que construiste una coraza para sobrevivir, la paradoja es que acabaste identificado con ella, hablo de tu personalidad, de tu ego que te protege, pero que también te aleja y te aísla y, además, encierra tu energía vital.

La verdad es que te mueres de ganas de ser amado/a, aceptado/a y reconocido/a por quien eres pero tus relaciones están manejadas por el miedo. Son relaciones basadas en el drama, el conflicto, evitar al otro, intentar cambiar al otro, así que son tus miedos no reconocidos los que cierran tu corazón al amor, al amor a ti mismo y a los demás, por eso sufres.

Nos asusta ir a la vulnerabilidad porque conectamos con el niño/a que fuimos y que se sintió abusado, sufrió injusticias, faltas de respeto, no se sintió visto ni reconocido, se sintió abandonado, falto de amor y cariño, falto de comprensión, etc. Hacemos todo lo posible para no ir ahí. Nos resistimos a través de la coraza de protección, es decir, a través de los mecanismos que de pequeños desarrollamos de forma inteligente y sumamente eficiente para sobrevivir al miedo y al dolor que sentimos, pero, a la vez, sabes que si no pasas por ahí no alcanzas la verdad de quién eres. Hay que indagar en uno mismo para encontrase y reconocerse y más aún, para liberarse. Una fuerza te empuja a descubrirte y la otra se resiste. Es una lucha interna que mantienes contigo mismo/a. Una lucha casi inevitable.

Tus relaciones, en realidad, están dirigidas por el niño/a herido que reside en tu interior; podemos decir que el niño/a que fuiste y el adulto que eres no se comunican, lo que no sabes es que quien dirige tu vida es el niño/a, así, el niño reacciona ante las situaciones de la vida y el adulto se la pasa compensando, con el consiguiente desgaste que esto conlleva. En tu interior hay un niño/a que ha perdido la confianza en si mismo y en los demás.

Crees que no eres codependiente porque lo ignoras, está en tu inconsciente, pero eso no significa que no te des cuenta de que tus relaciones no son como a ti te gustaría que fueran, no significa que ignores el sufrimiento que te causa la dificultad que sientes a la hora de intimar con otras personas o quizás incluso contigo mismo/a.

Todos estamos hambrientos de amor, todos necesitamos ser capaces de aceptarnos y de amarnos a nosotros mismos, así como de ser amados y aceptados por nuestra pareja tal y como somos.

No puedes entregarte a una pareja si antes no te has adentrado en tu interior porque entonces, las relaciones son de coraza a coraza, siguen siendo distantes, insuficientes y carentes, no tendrán la calidad ni la profundidad que estás anhelando y que sin duda mereces.
El viaje pasa por descubrir las resistencias caracteriales tras las que te escondes; ver, reconocer, integrar y amar profundamente al niño/a que fuiste, para llegar finalmente a descubrir la esencia de lo que verdaderamente eres.
La meditación y la terapia son buenas compañías en estos casos. Con ellas tienes la oportunidad de darte un espacio para escuchar y reconocer cada una de tus partes e ir recorriendo amorosamente ese camino de autodescubrimiento y sanación.
Te propongo un ejercicio:
Para empezar, sé honesto/a contigo mismo/a. Date un espacio de silencio para escuchar, no a tus pensamientos ni a tu verborrea mental, sino a tu corazón. Cierra los ojos y pon una mano en tu corazón. Respira. Quédate un tiempo ahí. No hay prisa, solo respira. Poco a poco profundiza en tu escucha, ponle consciencia, sin juico, solamente eres un observador ¿Qué miedos aparecen? Haz una lista de todos los miedos que nazcan de tu interior y anótalos en una libreta.
Luego, imagínate a tus padres delante de ti, visualízalos y diles todo aquello que pase por tu cabeza, no lo juzgues, no hay bueno ni malo; te invito a que seas total, a que expreses tus miedos, tu enfado, tus reproches, tus anhelos, tu tristeza… Permítele a tu niño/a interior expresar aquello que no pudo ser expresado en su momento pero que sigue vivo en tu interior y que ahora puedes sacar a la luz.
Al terminar, ponte en una posición de recogimiento abrazando un cojín y quédate un rato contigo, en silencio, siendo amoroso/a con ese niño/a que acaba de expresar su dolor. Sé comprensivo/a, sé amoroso/a, dale ahora aquel cariño que le faltó.
Puedes practicar este ejercicio siempre que quieres y si necesitas un acompañamiento profesional, aquí estoy.

Sé Feliz. Para más información y contacto AQUÍ

Neus

Deja un comentario

SANA TUS HERIDAS, SUPERA TUS MIEDOS

PDF

Descarga gratis el primer capítulo de mi libro 

Al Otro Lado del Miedo

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR
Al otro lado del miedo: un libro sobre crecimiento personal y espiritual

Conecta contigo y con tus emociones

AUDIO

Escucha este audio con una meditación guiada que te regalo para iniciarte en el camino a tu conexión interior

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR
conecta contigo y tus emociones