fbpx

La meditación y el mindfulness están de moda y no  me extraña.

Los estudios están demostrando los beneficios que nos aporta dedicar un tiempo cada día a meditar: se regeneran los tejidos neuronales, se mejoran las conexiones sinápticas, bajan los niveles de estrés, nos volvemos más clamadas y serenas, mejora el flujo de ideas, estamos más atentas a lo que sucede a nuestro alrededor, más receptivas; Se regulan los ataques de ira y a demás, descubres que hay alguien nuevo en tu vida: tú misma.

Soy de las que cree que vivir sin meditar es vivir sin nosotras mismas, así de claro. Yo misma, aún y dedicándome al crecimiento personal, cuando empecé a meditar descubrí que había estado viviendo sin mí.

Al meditar entramos en un espacio completamente distinto al que estamos acostumbradas a vivir, es un sitio nuevo, con sensaciones nuevas y a veces la mente se siente demasiado extraña. De eso se trata.

A menudo descubro personas intentando parar su mente, eso no es meditar. No conozco a nadie que mientras medita quiera que se detengan su hígado o sus riñones, o que la sangre deje de fluir por sus venas, sin embargo nos empecinamos en no pensar, hecho que, además, es imposible de conseguir desde la mente. Pensar en no pensar, es pensar.

Si hablamos de parar la mente como el objetivo de encontrar serenidad mental y bajar las fluctuaciones de la mente, entonces estamos de acuerdo pero mal enfocadas.

Para salir de la mente vas a tener que distraerla en otra tarea. Seguro que habrás notado que cuando estás muy concentrada en algo, ensimismada, absorta, no hay pensamiento ¿verdad? Ese será nuestro objetivo. Queremos que la mente se centre en algo concreto y cuanto más sutil mejor.

«Se dice que la respiración es el puente que une el cuerpo con el alma.»

Y así es. Si centras tu atención en tu respiración algo nuevo va a empezar a suceder y lo primero que te vas a encontrar es la gran facilidad con la que te desconcentras y vuelves a tus pensamientos. Esto forma parte de aprender a meditar. Hay que entrenar a la mente para que haga lo que nosotras queremos que haga y no al revés. Que tu mente no dirija tu vida.

Muchas personas abandonan ya en el primer paso, dicen: “ufff, no paro de distraerme, yo no sé meditar.” ¿Pero cuantas veces lo han intentado?, ¿durante cuántos minutos? La mente sabe muy bien como manejarnos para que abandonemos en nuestros objetivos y más aún si detecta que queremos salirnos con ella.

También es cierto, no quiero olvidarme de mencionarlo, que a veces, cuando empezamos a meditar, estar con nosotras es muy incómodo. La mente lo expresa en forma de incomodidad corporal, aburrimiento, falta de tiempo, nerviosismo, etc. Y de nuevo decimos “uff, yo no puedo meditar.” Lo que se te está revelando es la gran dificultad que tiene para mirar dentro de ti, lo alejada de ti misma que estás y la cantidad de sensaciones, emociones y sentimientos que hay en tu interior a los que llevas toda una vida si hacerles caso. Esa es la realidad.

Meditar es un acto muy sencillo pero eso no significa que sea fácil. De hecho si fuera fácil ya lo estarías haciendo.

También es cierto, no quiero olvidarme de mencionarlo, que a veces, cuando empezamos a meditar, estar con nosotras es muy incómodo. La mente lo expresa en forma de incomodidad corporal, aburrimiento, falta de tiempo, nerviosismo, etc. Y de nuevo decimos “uff, yo no puedo meditar.” Lo que se te está revelando es la gran dificultad que tiene para mirar dentro de ti, lo alejada de ti misma que estás y la cantidad de sensaciones, emociones y sentimientos que hay en tu interior a los que llevas toda una vida si hacerles caso. Esa es la realidad.

Pero me gustaría que comprendieras que TODAS somos absolutamente capaces de meditar y que los beneficios de la práctica tiene límites insospechados. El problema es que meditar es algo experiencial, las palabras nunca alcanzan a describir la propia experiencia.

Seguiremos hablando de ello.

¡Sed felices!

Neus.

Deja un comentario

SANA TUS HERIDAS, SUPERA TUS MIEDOS

PDF

Descarga gratis el primer capítulo de mi libro 

Al Otro Lado del Miedo

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR
Al otro lado del miedo: un libro sobre crecimiento personal y espiritual

Conecta contigo y con tus emociones

AUDIO

Escucha este audio con una meditación guiada que te regalo para iniciarte en el camino a tu conexión interior

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR
conecta contigo y tus emociones