fbpx

¿PORQUÉ NO NOS ATREVEMOS A SER AUTÉNTICAS?

Todas anhelamos ser auténticas.

Todas tenemos una idea de lo que significa ser auténticas.

Pensamos en ello como un ideal de libertad de expresión tanto verbal como gestual.

 

En realidad cuando somos niñas, hasta los siete años aproximadamente, somos auténticas y espontáneas.

Todas sabemos que un niño o una niña pequeña va a hablar sin tapujos, a reír sin medida y a llorar hasta el desconsuelo.

Todavía no han sido formateadas ni se les ha dicho cómo deben comportarse.

Aunque tarde o temprano llegará el día en que empiecen a modificar su comportamiento.

Empezarán a comportarse de la forma en que papá y mamá quieren que se comporten.

¿Por qué? Por amor.

 

Ninguna niña quiere que sus padres se enfaden con ella, es demasiado doloroso.

Queremos ser aceptadas a toda costa, queridas, valoradas, apreciadas, bien vistas.

Solo tienes que observar a cualquier niño o niña que tengas a tu alrededor y mirar cómo actúa. ¿Para qué hace lo que hace?

O puedes pensar en ti cuando eras pequeña. ¿Qué era lo único que realmente querías?

¡Querías el amor de tus padres! Que te validasen, que te aprobasen.

 

Todo comportamiento infantil tiene un único objetivo: que mis papas me quieran, me vean y me acepten, sin importar el precio que haya que pagar por ello.

 

Porqué sin el amor de los padres estamos perdidas. No podemos sobrevivir sin el amor de nuestros cuidadores y lo sabemos, es instintivo.

Así que poco a poco vamos construyendo una falsa personalidad.

Nos vamos adaptando a las demandas externas que nos dicen cómo debemos ser para ser aceptadas.

De esta manera nos volvemos complacientes, obedientes, educadas, atentas…

 

El problema surge cuando este personaje que nos hemos montado, tan bien montado, nos empieza a asfixiar.

De mayores empezamos a descubrir que decimos SÍ cuando en realidad queríamos haber dicho NO, y no sabemos exactamente por qué actuamos así.

Nos cuesta poner límites.

Decir lo que verdaderamente pensamos acerca de algo se nos hace un mundo y nos quedamos calladas. (Pero después nos reprochamos el no haber hablado).

Poco a poco, vamos viendo que la forma en que actuamos es falsa, las palabras que decimos no son exactamente lo miso que pensamos, y a la vez parece que no tenemos control sobre ello.

¿Qué nos pasa?

 

No estamos siendo auténticas y lo sabemos. No hay excusas cuando una se mira frente al espejo.

Y además, no nos cortamos ni un pelo a la hora de señalar a los otros como falsos: “ellas sí que son falsas, yo no”. Eso lo hacemos muy bien.

 

En otras ocasiones, en un intento de ser auténticas nos lanzamos hacia algo especial y diferente.

Hay personas que para sentirse auténticas intentan ser originales en su manera de vestir o en sus razonamientos.

Intentan destacar por encima de los demás, demostrar que ellas no ha caído en la trampa del falso Yo.

Cuando en realidad es más de lo mismo.

Una puede haber elegido ser callada y obediente y otra ser rebelde sin causa. Son las dos caras de una misma moneda.

Cualquiera de las dos distan mucho de ser personas realmente auténticas.

 

En definitiva, no eres falsa por elección propia, lo eres porqué no te ha quedado más remedio.

Tu personalidad, sea cual sea, está al servicio del amor.

 

Eres como eres porqué en tu entorno debiste actuar y pensar de una determinada manera para ser querida y aceptada.

Así que deja de pelearte con eso. Acepta que eso fue necesario para tu supervivencia.

 

Ahora bien. En estos momentos ya no eres una niña.

Hoy en día de tas cuenta de que tu forma de ser, tu falsa personalidad, ya no te es funcional.

Y no solo no te es funcional sino que realmente te impide relacionarte con autenticidad con los demás.

Porqué al fin y al cabo, la forma en que te muestras ante el mundo atrae a un tipo de personas concretas y no a otras.

 

Y me dirás, ¿y ahora qué, Neus?

 

Ahora viene lo mejor. Aquí va a empezar tu camino de crecimiento emocional, si tú quieres.

Ahora se van a encender todas tus alarmas, se te van a disparar la culpa y el miedo y te vas a sentir insegura.

Vas a perder amistades, vas a contradecir a la gente por primera vez, vas a tener que sostener comentarios desagradables y te vas a sentir incomprendida.

Te vas a tener que exponer y atreverte a mostrar aquellas partes de ti que has estado ocultando durante tantos años.

En definitiva, te vas a sentir vulnerable.

 

 ¿Por qué?

 

Porqué en tu inconsciente hay un mensaje que dice: “Si lo haces, te van a dejar de querer”.

Tienes miedo a sentirte rechazada. Miedo a sentirte culpable cuando otro se enoje contigo.

Miedo a ser juzgada, miedo a perder gente que hasta hoy ha sido importante en tu vida.

Pero piensa en esto que te voy a decir:

 

Si tú no has sido auténtica y sincera con las personas de tu alrededor y ellas, por la misma razón,  no lo han sido contigo, ¿acaso os conocéis de verdad?

¿Te apetece mantener falsas relaciones?

¿Quieres que la gente te aprecie por tu personaje o por ser quién realmente eres?

 

La verdadera mujer que ahora vas a mostrar al mundo va a necesitar nuevas amistades, nuevas relaciones y nuevos sitios de ocio.

Todo va a cambiar y eso asusta, lo sé.

Pero llega un momento en que una ya no vive en paz dentro de su personaje. Y dar el paso es necesario.

 

Como siempre el pensamiento positivo es un gran recurso.

 

No te enfoques en lo que cambiará.

Piensa en todo lo bueno que está por llegar a tu vida.

A partir de este momento todo lo que venga a ti será real y sincero.

Todo será auténtico si tú eres auténtica.

 

¡Atrévete! No hay más camino que atreverse.

 

Tú puedes sostener tus emociones, ya no eres una niña pequeña.

Ahora eres una mujer con recursos, capaz de salir adelante en tu vida, capaz de generar nuevas oportunidades para ti.

 

¿Para qué perder el tiempo siendo quién no eres?

 

Se tú en todo tu esplendor y tendrás a tu lado a personas que te valoren por ser quién realmente eres, tal y como eres.

Construye relaciones auténticas que aporten valor a tu vida.

Dile a tu niña interior: “No tengas miedo, yo siempre estaré a tu lado.”

 

¡Sed felices!

Neus.

Deja un comentario

Reconecta contigo y sana tu relación de pareja

EBOOK

Descubre mi sistema de 3 pasos hacia  una relación consciente​, Suscríbete y llévate gratis mi ebook 

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR

Conecta

PROGRAMA

Te desvelo las claves que me han ayudado a vivir desde la calma, la alegría y el propósito.

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR

Quiero poner a tu disposición mis 20 años de formación y de experiencia en el campo de la terapia y el desarrollo personal.Suscríbete a la lista de espera, te avisaré cuando abra las inscripciones.