fbpx

Aferrarte a lo conocido: «¿más vale malo conocido que bueno por conocer?»

Aferrarte a lo conocido es un mal del que todas hemos padecido. De hecho, hay una expresión muy típica en español que es “más vale malo conocido, que bueno por conocer”.

Seguramente tiene razón en muchas circunstancias, pero la realidad es que seguir a pies juntillas esta filosofía puede llevarnos a quedar estancadas en una situación. Este estancamiento no tiene por qué ser negativo, puede que nuestro “malo conocido”, no lo sea tanto. Pero si le damos la vuelta a la situación, seguramente nos estemos perdiendo cosas maravillosas por no atrevernos a soltar.

Esta sensación de quedarse con lo conocido puede hacer referencia a personas, a situaciones o a sensaciones.

Aferrarte a personas: el apego

Cuando nos aferramos a alguien porque creemos que es nuestra fuente de felicidad, estamos limitando nuestro crecimiento personal a algo que no depende de nosotras. El apego es bueno, incluso necesario, cuando es algo natural, no forzado. Un niño tiene que tener una relación de apego con sus cuidadores principales. El problema viene cuando subordinamos toda nuestra felicidad y satisfacción a estar con otra persona. Se generan relaciones de codependencia que no ayudan a crecer como personas.

Aferrarte a situaciones: las rutinas

Seguir unas rutinas da una sensación de seguridad que a todos nos gusta tener. Saber que después de hacer una cosa, haremos otra, que cada semana hacemos deporte el mismo día a la misma hora, y en el mismo lugar… Y está bien, claro que sí. Es una manera de tener la vida un poco organizada. Como siempre, el problema viene cuando nos aferramos a estas rutinas y no nos permitimos improvisar y ser espontáneas. Este apego enfermizo nos causa también que dejemos de hacer cosas que no estén planificadas. Y la vida suele ir de eso, ¿verdad? De dejarse sorprender.

Aferrarte a sensaciones: ¿adicción?

¿Qué pasa cuando lo que nos genera sensación de placer, de satisfacción y de tranquilidad es una sensación? Por sí mismo, no debería ser malo, aunque, como todo, depende de en qué grado. Si hay una sensación que nos hace sentir bien, y creemos que solo podemos ser felices a través de esa emoción, hay un problema. Es muy importante que analices si esta dependencia y este apego a una sensación te hace modificar tu comportamiento. Si cambias tus rutinas y tu día a día por conseguir la sensación que te aporta el sexo, o el tabaco, o el alcohol, o el juego…Quizás hay un problema detrás. Todos los placeres son buenos, siempre y cuando no impliquen una obsesión.

¿Cómo consigo avanzar?

No se trata de sacar de tu vida todo aquello que te genera seguridad o placer, sino solo aquello que realmente te obsesiona, aquello que crees que necesitas para ser feliz. Atrévete a no ser esclava de nada ni nadie, a ser capaz de generarte por ti misma la felicidad.

Te doy tres consejos para no aferrarte a lo conocido:

  • Olvídate del “necesito”, mejor di “deseo” o “me gusta” o “prefiero”.
  • Acuérdate de que nada ni nadie te pertenece, igual que tú tampoco eres propiedad de nadie. Pero hay algo que sí es tuyo: el momento presente. Por lo tanto, disfrútalo.
  • Empieza con los objetos físicos: practica el desapego con ropa que ya no usas, dona todo aquello que no necesites, y recicla lo que no utilices.

Suelta, practica el desapego y…sé feliz.

Deja un comentario

Reconecta contigo y sana tu relación de pareja

EBOOK

Descubre mi sistema de 3 pasos hacia  una relación consciente​, Suscríbete y llévate gratis mi ebook 

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR

Conecta

PROGRAMA

Te desvelo las claves que me han ayudado a vivir desde la calma, la alegría y el propósito.

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Neus Rovira como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento hola@neusrovira.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

CERRAR

Quiero poner a tu disposición mis 20 años de formación y de experiencia en el campo de la terapia y el desarrollo personal.Suscríbete a la lista de espera, te avisaré cuando abra las inscripciones.